domingo, 22 de mayo de 2016

LA FUERZA DE UNA SEMILLA

 LA FUERZA DE UNA SEMILLA

La fuerza de una semilla
agrieta el suelo,
sembremos la resistencia
en cada grieta del muro
entonces serán los frutos
los que derriben las presas
contenedoras de nuestra rebeldía.

Dejemos avanzar a la naturaleza,
más sabia por vieja
y audaz por instintiva.
Entreguemos a ella las manos.
Dejemos correr al río
que es siempre el mismo
con agua nueva.
Dejemos crecer los árboles,
que su raíz prenda en el cielo.

La fe es solo constancia.
La revolución es cuestión de fe.

Sigamos buscando senderos perdidos,
caminos ocultos y rutas olvidadas.
Escuchemos las nubes
portadoras de mensajes,
traductoras de conciencia,
creadoras del lenguaje
que describe tu interior.

Si enseñamos lo que hemos recibido
y entregamos lo que sabemos hacer,
surgirá una semilla con la fuerza suficiente
para que germine una nueva sociedad.

jueves, 19 de mayo de 2016

QUAN SEREM...

Quan serem pastors no podrem passar sense bestiar

Quan serem pagesos no podrem estar sense trepitjar la terra

Quan siguem comunitat no podrem viure sense els altres

sábado, 14 de mayo de 2016

NOTICIAS DE NINGUNA PARTE (fragmento)

NOTICIAS DE NINGUNA PARTE
William Morris*

(...)El cambio que ocurrió en la primera época fue extrañamente rápido. Las gentes afluían a las aldeas campestres y, por decirlo así, se arrojaban a la tierra como la fiera sobre su presa, y en un relámpago las aldeas de Inglaterra fueron más populosas que lo habían sido en los siglos medievales: la población crecía y crecía con rapidez. Esta invasión del campo fue cosa embarazosa al principio, y habría producido la miseria si el pueblo hubiese sido un esclavo del monopolio de clases. Pero con la mudanza de condiciones las cosas se arreglaron pronto: la gente comprendió las tareas que estaba llamada a realizar y renunció a emplearse en ocupaciones que no le interesaban. La ciudad invadió el campo, pero los invasores, como los guerreros primitivos, cedieron a la acción del ambiente y a su vez se trocaron en campesinos, y, siendo cada vez más numerosos , atrajeron a sus hábitos a la gente ciudadana. Si bien la diferencia entre la ciudad y el campo desapareció poco a poco, el mundo campesino se sintió vivificado con el pensamiento, la actividad y la educación ciudadanas, que hicieron la vida feliz y sosegada al par que activa, de la cual ha podido ver algo. Vuelvo a repetir que hubo muchos errores, pero con el tiempo los hemos enmendado. Cuando yo era niño había bastante que corregir. Las ideas poco maduras de la primera mitad del siglo diecinueve, cuando los hombres estaban aún oprimidos con el temor de la pobreza y no sabían apreciar bastante los goces de la vida cotidiana, ocasionaban la ruina de muchas bellezas externas que habían dejado la edad comercial, y debo decir que los hombres se rehicieron muy lentamente de los daños que ellos mismos se proporcionaban después de su liberación. Aún lentamente, la curación vino, y a medida que vea usted cosas nuestras más se convencerá de que somos felices y de que vivimos rodeados de bellezas, sin temor a afeminarnos, que tenemos muchas cosas que hacer y de que las hacemos con alegría. ¿Qué más podríamos desear en la vida? (..)


*William Morris (Clay Hill Walthamstow, Inglaterra, 24 de marzo de 1834 - 3 de octubre de 1896) fue un arquitecto, maestro textil y fundador del movimiento denominado como Arts and Crafts

miércoles, 11 de mayo de 2016

senderos

al igual que nuestras cabras
preferimos crear senderos
a nuestro paso
que transitar
caminos impuestos