lunes, 12 de septiembre de 2016

HOMO OCCIDENTALIS (Elogi del consumidor)

Lànguid
Dòcil
Rostre Pàlid

Infinitament consumidor i usuari
Consumidor consolidat o eventual
segons irrigació bancària o salarial

Aspirant a funcionari o
funcionari en funcions

Espectador de l'existencia
propia o aliena
Discapacitat per a tasques primitíves
Especialitzat en una sola tasca
de gran importància

Benestant
Vaguerós
Afable
Filàntrop

Desfensor de la justícia i la igualtat
.... pel cap dalt

Infinitament consumidor i usuari

Treta la màscara
apareix el rostre gèlid
del CRIMINAL

viernes, 19 de agosto de 2016

35. (poema extraído de la antología Otros bordes, otras luces. Hugo Mujica*)

35

golpearé toda la noche
               el tambor de la noche,

toda la vida la puerta
de la vida
hasta que abra

hasta salir de tanto afuera




* Hugo Mujica (Avellaneda, Buenos Aires en 1942) es un sacerdote, escritor, ensayista y poeta argentino.

35. (poema extraído de la antología Otros bordes, otras luces. Hugo Mujica*)

35

golpearé toda la noche
               el tambor de la noche,

toda la vida la puerta
de la vida
hasta que abra

hasta salir de tanto afuera




* Hugo Mujica (Avellaneda, Buenos Aires en 1942) es un sacerdote, escritor, ensayista y poeta argentino.

viernes, 5 de agosto de 2016

MANIFIESTO


Somos un grupo de personas intentando crear una comunidad de iguales con relaciones horizontales y sustantivas. La revolución integral, según la entendemos o la deseamos, se basa en la convivencia primero entre nosotras, personas del tiempo de la individualidad y el egotismo, y luego con todo aquello que nos rodea, nos sostiene, nos enseña y nos realiza.
Como comunidad campesina volcamos nuestros esfuerzos en relación a la tierra, al cultivo y preservación de semillas de variedades antiguas continuando la tradición milenaria, el conreo de tierras para la alimentación, el cuidado de árboles frutales olvidados y abandonados y a la recuperación de una raza de cabras.
Nuestro hacer es indiscutiblemente político puesto que en el tiempo de la productividad y la rentabilidad, cuidamos y preservamos una raza de cabras en peligro de extinción por no tener ninguna de estas características, y lo hacemos lo más al margen posible de las normativas impuestas por la administración pública así como perpetuamos, o al menos intentamos, uno de los oficios más antiguos y desprestigiados y una manera de vivir con la naturaleza que esta a un paso de desaparecer.
Creemos en lo que hacemos porque creemos en la revolución y dejamos atrás vidas inmersas en la modernidad intrascendente y descolorida de las ciudades para adentrarnos, con más o menos experiencia, en el mundo rural donde descubrimos la mayor forma de expresión de las comunidades auto gestionadas y autónomas en todo los ámbitos del existir.
La primera lucha que enfrentamos es con nosotras mismas, intentado cada día ser menos yos y mas nosotros estimulando el afecto, la confianza y el respeto mutuo para reconstruir nuestros seres egoístas, caprichosos y banales y así crear cimientos firmes para nuestra comunidad.
Pretendemos relacionarnos de igual manera con las tareas que realizamos para las sostenibilidad de nuestro proyecto sean intelectuales, emocionales, productivas y creativas dejando a un lado la expresión de "trabajos" que de por sí es denigrante, alienante y uno de los pilares de sistema de vida establecido y dirigido a deshumanizarnos y esclavizarnos al consumo y el dinero.
Las actividades que desarrollamos nos brinda la oportunidad de explorar nuestras capacidades físicas, intelectuales y espirituales y el espacio para una vivencia poética y revolucionaria.
Defendemos así que nosotros recuperamos una raza de cabras, semillas antiguas, arboles y tierras olvidadas pero son ellos los que nos recuperan como seres verdaderamente humanos

lunes, 18 de julio de 2016

WALDEN (fragmento)

WALDEN
Henry David Thoreau*

(...) Fui a los bosques porque quería vivir con un propósito; para hacer frente sólo a los hechos esenciales de la vida, para ver si era capaz de aprender lo que aquella tuviera por enseñar, y por no descubrir, cuando llegare mi hora, que no había siquiera vivido. No deseaba vivir lo que no es vida ¡es y tan caro vivir! Ni practicar la resignación, a menos que fuera absolutamente necesario. Quería vivir profundamente, extraer de ello toda la médula; de modo tan duro y espartano que eliminara todo lo espurio, haciendo limpieza drástica de lo marginal y reduciendo la vida a su mínima expresión; y si ésta se revelare mezquina, obtener toda su genuina mezquindad y dársela a conocer al mundo; pero si fuere sublime, conocerla por propia experiencia y ofrecer un verdadero recuento de ella en mi próxima manifestación (...)

 
*Henry David Thoreau (Concord, Massachusetts, 12 de julio de 1817 - 6 de mayo de 1862) fue un escritor, poeta y filósofo estadounidense, de tendencia trascendentalista y origen puritano, autor de Walden y La desobediencia civil. Thoreau fue agrimensor, naturalista, conferenciante y fabricante de lápices. Uno de los padres fundadores de la literatura estadounidense, es también el conceptualizador de las prácticas de desobediencia civil.

jueves, 30 de junio de 2016

Huellas de sal en la piedra

En las bocas de la montaña
oigo el grito de la tierra.
Lo siento en mis huesos
al mirar el filo de sus labios.

Los restos de roca que
se llevo el viento, aún existen.
No se borra tan fácilmente
la experiencia del tiempo.

Al vernos construir muros,
trazar venas de asfalto
borrando caminos y senderos,
destruir vidas hermanas.

Cerró los ojos el cerro y
hecho a llorar en cascada,
hasta secarse por dentro y fuera,
dejando huellas de sal en la piedra.

martes, 14 de junio de 2016

RETRATO DE UN DÍA CUALQUIERA


-Buenos días, ¿Cómo dormiste?
-Bien muy bien, ¿y tú?
-Bien, gracias.

La mesa lista para los desayunos, con el detalle con alegría. Pan tostado, infusión calentita, cereales y avena, equidad en los platos. La charla, los sueños, tareas, el día. La libertad en acción. El sol, alimentándose de nuestro calor de hogar, da luz a estos momentos.
Se escucha la risa inocente de niño, comienza la jornada, continúa la fiesta. Hay besos, aplausos, manzanas y panes. Moviendo sus alas reparte energía y ánima.

Escenas cotidianas que te abrazan, Me inclino ante ellas.
Rodeado de silencio deposita una a una las semillas abonandolas con su entusiasmo, acariciándolas al cubrirlas de tierra. Siembra para el espíritu.
Sentado bajo el sol, afila los dientes de sus herramienta. Paciencia y dedicación para un funcionamiento perfecto. Ahí en la calle enseñando su hacer, sin pretensiones. Predicando.
Conversaciones desde el balcón que empiezan con una pregunta: ¿cómo estas?.
Pasos infinitos en torno a la mesa, aprendizaje del equilibrio, constancia de un bebé que busca superarse, naturaleza humana, esfuerzo placentero.

Tareas que nacen del deseo de todos, en busca de vida buena, de vida coherente y honesta.
Pasturar, pintar, podar, sembrar, plantar, cocinar, lavar, limpiar, ordenar, cosechar, recoger, desherbar, cavar, regar, conservar, guardar, germinar, ensobrar, amasar, encender, observar, admirar, esperar, compartir, entregar, recibir, agradecer, meditar, pensar, crear, ofrecer, regalar, escuchar, comprender, cuidar, mimar, curar, jugar, cantar, bailar, preguntar y cuestionar, barrer, fregar, colgar y descolgar, doblar, repartir, organizar, sonreír, abrazar, alabar, besar, corregir, explicar, aplicar, aprender, convivir, amar.

Las horas, incapaces de alcanzarnos, transcurren sin melancolía, llenando el tiempo de quehaceres que alimentan el gozo y el júbilo. Flores que guardan la mesa perfuman los mediodías. Pastores que crean senderos con cabras que sobrevivieron al progreso de la economía. Semillas que arraigan al suelo conservando la tradición de conservar la tradición, saberes populares que resisten a la guadaña multinacional.

Comida para el alama y el cuerpo entre ensaladas fresca, historias frescas y risas frescas. La pausa es recomendable para reposar lo que recibimos durante la mañana. La tarde requiere de fuerzas y ganas.
Se escucha el susurro de un canto que trae palabras de amor. Tendida con el niño en sus brazos lo abriga con su manta, lo amamanta, lo ama y lo alimenta. Entregando todas sus caricias nos enseña, la madre, a amar...

domingo, 22 de mayo de 2016

LA FUERZA DE UNA SEMILLA

 LA FUERZA DE UNA SEMILLA

La fuerza de una semilla
agrieta el suelo,
sembremos la resistencia
en cada grieta del muro
entonces serán los frutos
los que derriben las presas
contenedoras de nuestra rebeldía.

Dejemos avanzar a la naturaleza,
más sabia por vieja
y audaz por instintiva.
Entreguemos a ella las manos.
Dejemos correr al río
que es siempre el mismo
con agua nueva.
Dejemos crecer los árboles,
que su raíz prenda en el cielo.

La fe es solo constancia.
La revolución es cuestión de fe.

Sigamos buscando senderos perdidos,
caminos ocultos y rutas olvidadas.
Escuchemos las nubes
portadoras de mensajes,
traductoras de conciencia,
creadoras del lenguaje
que describe tu interior.

Si enseñamos lo que hemos recibido
y entregamos lo que sabemos hacer,
surgirá una semilla con la fuerza suficiente
para que germine una nueva sociedad.

jueves, 19 de mayo de 2016

QUAN SEREM...

Quan serem pastors no podrem passar sense bestiar

Quan serem pagesos no podrem estar sense trepitjar la terra

Quan siguem comunitat no podrem viure sense els altres

sábado, 14 de mayo de 2016

NOTICIAS DE NINGUNA PARTE (fragmento)

NOTICIAS DE NINGUNA PARTE
William Morris*

(...)El cambio que ocurrió en la primera época fue extrañamente rápido. Las gentes afluían a las aldeas campestres y, por decirlo así, se arrojaban a la tierra como la fiera sobre su presa, y en un relámpago las aldeas de Inglaterra fueron más populosas que lo habían sido en los siglos medievales: la población crecía y crecía con rapidez. Esta invasión del campo fue cosa embarazosa al principio, y habría producido la miseria si el pueblo hubiese sido un esclavo del monopolio de clases. Pero con la mudanza de condiciones las cosas se arreglaron pronto: la gente comprendió las tareas que estaba llamada a realizar y renunció a emplearse en ocupaciones que no le interesaban. La ciudad invadió el campo, pero los invasores, como los guerreros primitivos, cedieron a la acción del ambiente y a su vez se trocaron en campesinos, y, siendo cada vez más numerosos , atrajeron a sus hábitos a la gente ciudadana. Si bien la diferencia entre la ciudad y el campo desapareció poco a poco, el mundo campesino se sintió vivificado con el pensamiento, la actividad y la educación ciudadanas, que hicieron la vida feliz y sosegada al par que activa, de la cual ha podido ver algo. Vuelvo a repetir que hubo muchos errores, pero con el tiempo los hemos enmendado. Cuando yo era niño había bastante que corregir. Las ideas poco maduras de la primera mitad del siglo diecinueve, cuando los hombres estaban aún oprimidos con el temor de la pobreza y no sabían apreciar bastante los goces de la vida cotidiana, ocasionaban la ruina de muchas bellezas externas que habían dejado la edad comercial, y debo decir que los hombres se rehicieron muy lentamente de los daños que ellos mismos se proporcionaban después de su liberación. Aún lentamente, la curación vino, y a medida que vea usted cosas nuestras más se convencerá de que somos felices y de que vivimos rodeados de bellezas, sin temor a afeminarnos, que tenemos muchas cosas que hacer y de que las hacemos con alegría. ¿Qué más podríamos desear en la vida? (..)


*William Morris (Clay Hill Walthamstow, Inglaterra, 24 de marzo de 1834 - 3 de octubre de 1896) fue un arquitecto, maestro textil y fundador del movimiento denominado como Arts and Crafts

miércoles, 11 de mayo de 2016

senderos

al igual que nuestras cabras
preferimos crear senderos
a nuestro paso
que transitar
caminos impuestos

sábado, 9 de abril de 2016

LXXIX

Si despúes de apaciguar un gran resentimiento
queda un resto de rencor,
¿cómo podríamos estar contentos?
El sabio cumple con su obligación,
y no exige a los demás.


Así pues: quien tiene la VIDA,
se ciñe a su deber,
quien no tiene la VIDA,
se ciñe a sus derechos.

martes, 15 de marzo de 2016

...nos enseñan a callar, a ser silencio...

lo abandonamos
no perdimos el norte
las imitamos
no estamos como una a cabra
desviamos nuestros caminos
para crearlos día a día

ser pastores
para recorrer senderos paralelos
olvidados
sin productividad ni objetos
libres de la esperanza

porque creemos 
en los oídos en la mirada en el instinto

a la Tierra que nos sostiene
que nos acoge
debemos respeto y gratitud

anidaremos nuestra conciencia
en las raíces de cada árbol y
dejaremos volar el ánima
desde la rama más alta

erradicar la cordura 
de tiempos modernos y amurallados
crecida en nuestras cabezas
es la tarea a la que nos encomendamos
cada amanecer

soñamos una humanidad nueva
en cada pastura
en libertad de conciencia 
y amor mutuo
bebemos de la fuente 
de la vida para cada pensamiento
reímos cada tristeza
y enaltecemos el esfuerzo de vivir
en cada acción que emprendemos

vinimos a ser pastores
porque los pastos nos permiten
andar en busca de nuestro espíritu
y nuestras virtudes

porque las cabras se dejan acompañar
y nos enseñan a callar
a ser silencio